Antes de comprar un smartphone, lo pienso dos veces

Son varios los motivos por los cuales es necesario detenerse a pensar en el modelo de smartphone que compraremos. Dejarnos llevar por la oferta de turno que ofrece la operadora celular, o la atractiva publicidad del fabricante, sería desatinado. No hay que olvidar que se trata del hardware que más tiempo estará junto a nosotros durante su ciclo de vida.18-06-2009 09-57-58 a.m.

De hecho, nos despertaremos con él al usarlo como alarma y nos acompañará a lo largo de toda la jornada. Mediante este dispositivo nos comunicaremos con nuestros contactos y portaremos en él datos importantes de nuestra vida personal y laboral.

Por todo esto, y por algunas razones más, es necesario considerar los siguientes aspectos, a fin de elegir el que más se amolde a nuestras necesidades:

Conectividad: como mediante el equipo se puede chequear el e-mail y navegar por Internet, entre otras aplicaciones basadas en datos, los modelos que ofrecen conectividad Wi-Fi cuentan con ventaja adicional con respecto a los que sólo ofrecen acceso mediante la red celular.

Batería: su duración es vital. Dadas las funcionalidades de un teléfono inteligente, el usuario le exigirá mucho más que a uno convencional. Por tal motivo, es necesario que cuente con una batería potente, que permita reproducir música, capturar muchas fotos, chequear e-mails varias veces y acceder a Internet, sin tener la obligación de recargarlo todas las noches.

Tamaño: se trata de una variable muy subjetiva. Los que tienen buena vista y quieren llevar su smartphone en el bolsillo, pueden optar por uno pequeño. Ahora, quienes prioricen la agilidad a la hora de escribir y tengan dedos grandes, deberían inclinarse por uno con teclado Qwerty. En ambos casos, un buen tamaño de la pantalla es esencial: sus ojos se lo agradecerán.

Ergonomía: sería fácil optar por el celular que tenga la pantalla y el teclado más amplios, para trabajar más cómodos. Eso sí, a la hora de utilizarlo para hablar, la sensación de tener “un ladrillo en la oreja” será inevitable.

Capacidad de almacenamiento: además de las aplicaciones que vienen de fábrica, hay otras que pueden descargarse desde la web, incluso gratuitamente. Si a esto le sumamos los archivos laborales, cientos de contactos, miles de citas de la agenda, las canciones favoritas y algunas fotos, el teléfono colapsará rápidamente. No olvide detenerse en la capacidad de memoria interna que incorpora y, sobre todo, la capacidad de memoria externa que acepta. En ambos casos, mientras más alta sea, mejor.18-06-2009 09-58-54 a.m.

En definitiva, el mejor consejo es testear, aunque sea rápidamente, los modelos que más le gusten: redacte un mail; intente conectarse a Internet y leer una página web; cárguelo en la mano, guárdelo en su bolsillo, y navegue rápidamente por su menú. Y por último, no olvide realizar una llamada para verificar su calidad y es, en definitiva, se trata de un teléfono.

Débora Slotnisky es Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Periodista. Después de varios años de experiencia profesional, se ha especializado en el mundo tecnológico, y actualmente es Secretaria de Redacción de ExpandIT. Tras asistir a cientos de eventos, leer miles de gacetillas, testear centenas de soluciones y entrevistar a varias decenas de ejecutivos del sector, tiene por objetivo acercar la Tecnología a las pymes.

No hay comentarios: